La Buena Semilla: Martes 28 Diciembre
Martes
28
Diciembre
Sabemos que verdaderamente este (Jesús) es el Salvador del mundo, el Cristo.
Juan 4 : 42
(Jesús) enseñaba cada día en el templo ; pero los principales sacerdotes, los escribas y los principales del pueblo procuraban matarle. Y no hallaban nada que pudieran hacerle, porque todo el pueblo estaba suspenso oyéndole.
Lucas 19 : 47-48
Una reina del Sur

La reina de Sabá fue a ver a Salomón después de haber oído hablar de su gran sabiduría. Ella no conocía al Dios de los hebreos, pero estaba intrigada por el resplandor espiritual de su rey : oyó hablar de “la fama que Salomón había alcanzado por el nombre del Señor” (1 Reyes 10 : 1). Percibió que la fe de Salomón influenciaba hasta en los mínimos detalles su forma de vivir y de administrar su reino. Ella declaró : “Verdad es lo que oí en mi tierra de tus cosas y de tu sabiduría ; pero yo no lo creía, hasta que he venido, y mis ojos han visto que ni aun se me dijo la mitad ; es mayor tu sabiduría y bien, que la fama que yo había oído… el Señor tu Dios sea bendito” (1 Reyes 10 : 6-7, 9).

Jesús la cita como ejemplo para sus contemporáneos (Mateo 12 : 42). Ellos tenían al Hijo eterno de Dios ante sus ojos, sin embargo no creían en la grandeza de su persona. Rehusaban recibirlo. Jesús les recuerda : “ella vino de los fines de la tierra”. Con esta frase quería subrayar la determinación de esta mujer extranjera, que tenía sed de verdad y de sabiduría.

¿Tiene usted sed ? ¿Escuchó hablar de Jesús y no ha creído en él ? ¿Se siente ajeno al cristianismo, alejado de la fe ? Póngase en marcha, vaya a Jesús ; así confirmará que él sobrepasa todo lo que usted puede imaginar. La grandeza de su persona y de su obra aparece, en especial, en los cuatro evangelios que son partes de la Biblia, la Palabra de Dios.

Zacarías 14 - Apocalipsis 20 - Salmo 148 : 1-8 - Proverbios 31 : 1-7