La Buena Semilla: Lunes 1 Noviembre
Lunes
1
Noviembre
Entonces claman al Señor en su angustia, y los libra de sus aflicciones.
Salmo 107 : 28
Fuiste fortaleza al pobre, fortaleza al menesteroso en su aflicción.
Isaías 25 : 4
Consuelo en el día de aflicción

¿Quién pudiera llegar a una persona con palabras de verdadero consuelo cuando esta atraviesa el intenso dolor por la pérdida de un ser querido ?

Ninguno de nosotros escapa a vivir tales experiencias, y si no encontramos consuelo humano, sepamos que hay un verdadero consuelo en Cristo Jesús, el Hijo de Dios.

Él quiere hablarle ahora en su dolor, porque le ama : “Con amor eterno te he amado” (Jeremías 31 : 3). No le dejará de ninguna manera en la soledad ahora que está pasando este momento tan difícil. Puede hacerlo así porque él es Jesús, el Señor y Salvador que usted conoce o debe conocer. Él puede hablarle de la muerte, porque es el dador de la vida.

Piénselo, y abra su corazón, déjelo entrar en su vida, en sus circunstancias, deje que seque sus lágrimas y le dé consuelo y tranquilidad. Lea en la Biblia lo que Jesús dice a todos : “Al que a mí viene, no le echo fuera” (Juan 6 : 37). “Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados (de dolor, pena o angustia), y yo os haré descansar” (Mateo 11 : 28).

Solo en Jesús encontrará lo que necesita. Él está a su lado y le dice : “Yo soy el camino, y la verdad, y la vida ; nadie viene al Padre sino por mí” (Juan 14 : 6). El Señor Jesús nunca ha dejado a nadie sumido en el dolor, cuando con un corazón contrito y humillado ha buscado su rostro. Aun en un momento de dolor, puede hablar a su corazón, porque él es la fuente del verdadero consuelo, que quiere darle. La Biblia atestigua de Jesús diciendo : “En toda angustia de ellos él fue angustiado” (Isaías 63 : 9).

Ester 5-6 - Juan 16 - Salmo 119 : 97-104 - Proverbios 26 : 19-20