La Buena Semilla: Martes 19 Octubre
Martes
19
Octubre
Tú amas la verdad en lo íntimo, y en lo secreto me has hecho comprender sabiduría.
Salmo 51 : 6
Habiendo oído la palabra de verdad, el evangelio de vuestra salvación.
Efesios 1 : 13
(Jesús dijo :) Santifícalos en tu verdad ; tu palabra es verdad. Como tú me enviaste al mundo, así yo los he enviado al mundo.
Juan 17 : 17-18
La única palabra de verdad

Estos fueron los comentarios de un periodista con respecto al dopaje en el ciclismo : “Es su palabra… pero honestamente no vale nada. Y cuanto más insista, más sospechoso será”. El periodista añadió : “En el ciclismo, la cultura de la mentira está tan fuertemente anclada que el tramposo siempre acaba por persuadirse de que su mentira es la única verdad”. Este testimonio es severo y pone de manifiesto que el engaño y la mentira están arraigados en la naturaleza humana. El corazón está corrompido. La palabra de un hombre no puede constituir un testimonio creíble.

Sin embargo, hubo un hombre en la tierra a quien se le preguntó : “¿Tú quién eres ?”, a lo que él respondió : “Lo que desde el principio os he dicho” (Juan 8 : 25). Era Jesús, el Hijo de Dios hecho hombre. Él mostró lo que era un hombre perfecto. Su testimonio era verdadero : “Yo doy testimonio acerca de mí mismo, mi testimonio es verdadero, porque sé de dónde he venido y a dónde voy” (Juan 8 : 14).

La perfección de su persona brillaba ante todos. Nadie pudo hallarlo en una falta, nadie pudo acusarlo de haber hecho el mal. “¿Quién de vosotros me redarguye de pecado ? Pues si digo la verdad, ¿por qué vosotros no me creéis ?” (Juan 8 : 46). Sin embargo, fue crucificado por haber rendido testimonio a la verdad. Gracias a este sacrificio, aún hoy, todo el que recibe “la palabra de verdad” es liberado de su pecado.

Nehemías 5 - Juan 8 : 1-30 - Salmo 118 : 21-29 - Proverbios 25 : 20-22