La Buena Semilla: Viernes 15 Octubre
Viernes
15
Octubre
(Jesús dijo :) Al que tuviere sed, yo le daré gratuitamente de la fuente del agua de la vida.
Apocalipsis 21 : 6
El agua que yo le daré será en él una fuente de agua que salte para vida eterna
Juan 4 : 14
¿Sed de qué ?

Las diversas clases de “sed moral” que siente el ser humano pueden compararse con la sed física.

En este mundo de tantas desigualdades y tanta corrupción, todos tenemos sed de justicia. Dios promete : “Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia, porque ellos serán saciados” (Mateo 5 : 6).

En un mundo moralmente tan sucio, muchos tienen sed de pureza. Dios está dispuesto a responder a esta aspiración y a recompensarla. “Bienaventurados los de limpio corazón, porque ellos verán a Dios” (Mateo 5 : 8).

En una sociedad dura y egoísta, el individuo está privado de amor. Dios ya respondió perfectamente a esta necesidad : “De tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito” (Juan 3 : 16).

En este mundo inquieto y atormentado, el ser humano busca la paz. “La paz os dejo, mi paz os doy”, declaró Jesús (Juan 14 : 27).

Para saciar toda “sed”, no sirve embriagarse en los placeres, las distracciones, las experiencias extremas. Es necesario encontrar una fuente fiable. ¡Dios nos la ofrece ! En Jesús nos da una fuente que nunca se agota.

No perdamos nuestro tiempo corriendo hacia las diversas fuentes que el mundo propone. Vayamos a Aquel que quiere y puede saciar toda nuestra “sed”. Jesús nos invita : “Si alguno tiene sed, venga a mí y beba” (Juan 7 : 37).

“El que quiera, tome del agua de la vida gratuitamente” (Apocalipsis 22 : 17).

Nehemías 1 - Juan 6 : 22-40 - Salmo 118 : 1-4 - Proverbios 25 : 12-13