La Buena Semilla: Sábado 9 Octubre
Sábado
9
Octubre
He oído tu oración, y visto tus lágrimas ; he aquí que yo añado a tus días quince años.
Isaías 38 : 5
Le he dado tiempo para que se arrepienta.
Apocalipsis 2 : 21
Todavía una oportunidad

Era lunes por la mañana ; un compañero de oficina, muy impresionado, nos contó el accidente que había sufrido la víspera y en el cual había rozado la muerte. Su automóvil se había reducido a una masa de hierro, pero él y su familia habían salido sin daño alguno.

“Por poquito nos morimos… ¡tuvimos mucha suerte !”.

¿Suerte ? No, fue Dios el que les prolongó la vida. ¡Cuántas veces Dios nos ha guardado de forma clara, hasta espectacular, incluso sin que nos demos cuenta ! Entonces no sirve de nada decir de forma fatalista : “¡No era mi hora !”. Reflexionemos más bien en la bondad de Dios, quien nos dio la vida y nos la ha conservado hasta hoy. Él tiene derecho a pedirnos cuentas por esos días que añadió a nuestra vida. “El Señor… es paciente para con nosotros, no queriendo que ninguno perezca, sino que todos procedan al arrepentimiento” (2 Pedro 3 : 9).

Para los creyentes, esta paciencia de Dios es una invitación a servirle con fidelidad y a vivir más profundamente la esperanza cristiana. ¿Cómo empleamos el tiempo que Dios nos da en la tierra ?

Cada lector inconverso también puede hacerse esta pregunta : ¿Qué atención he prestado a “las riquezas de su benignidad, paciencia y longanimidad ?”. Esta bondad de Dios me guía a arrepentirme (Romanos 2 : 4). ¡Ya me alargó el plazo !

Aún hoy me invita a asir su gracia : “Cree en el Señor Jesucristo, y serás salvo” (Hechos 16 : 31).

Esdras 5 - Juan 3 : 22-36 - Salmo 114 - Proverbios 24 : 30-34