La Buena Semilla: Lunes 16 Agosto
Lunes
16
Agosto
Cerca de ti está la palabra, en tu boca y en tu corazón… Si confesares con tu boca que Jesús es el Señor, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo.
Romanos 10 : 8-9
¡Atrévase con la Biblia ! (7)

El conjunto de los textos de la Biblia forma un mensaje verdadero, solemne y maravilloso a la vez, cuya grandeza es perceptible en cada página. Pero no basta con admitir su valor universal. ¡Debo reconocer que ese mensaje se dirige a mí personalmente !

El hombre es responsable y está perdido, lejos de Dios. Tarde o temprano tendrá que rendirle cuentas de la vida que recibió de él. ¡Qué terrible situación ! Pero Dios, quien es soberano (no tiene que rendir cuentas a nadie), ama a su criatura y quiere su felicidad. Su mensaje, preciso y claro, no nos deja hambrientos ni desanimados. En efecto :

- Dios es tan grande que no puede esperar nada del hombre ; y el hombre es tan pequeño que no puede llegar a Dios mediante sus propios esfuerzos.

- Dios es santo, no puede soportar el más mínimo mal. El hombre está ligado al mal y no puede hacer nada para salvarse a sí mismo. Entonces Dios hizo todo para salvar al hombre perdido, ¡hasta sacrificar a su Hijo ! Dios quiere reconciliar al ser humano con él, no solo para el futuro (después de la muerte), sino desde ahora, para que pueda captar el verdadero sentido de su vida y vivirla con la fuerza de Dios. Cada uno debe, pues, decidir :

- Rendirse ante Dios, creer en el medio que él nos dio para nacer de nuevo, comprender nuestro destino y, a partir de entonces, vivir una vida que valga la pena ser vivida.

- O no creer, creer “a medias” o solo imitar, y permanecer perdido, sin certezas y sin paz.

(continuará el próximo lunes)

1 Crónicas 29 - Lucas 22 : 1-23 - Salmo 95 : 1-5 - Proverbios 21 : 17-18