La Buena Semilla: Martes 3 Agosto
Martes
3
Agosto
El pecado entró en el mundo por un hombre, y por el pecado la muerte, así la muerte pasó a todos los hombres, por cuanto todos pecaron.
Romanos 5 : 12
La paga del pecado es muerte, mas la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro.
Romanos 6 : 23
Asesinato y mentira, verdad y vida

Dios puso a Adán y Eva en un huerto maravilloso. Les permitió comer el fruto de todos los árboles del huerto, excepto de uno ; y les advirtió que, si comían de él, morirían (Génesis 2 : 17). Luego Satanás sembró la duda : “No moriréis… y seréis como Dios” (Génesis 3 : 4-5). Adán y Eva comieron del fruto prohibido… ¿Quién había dicho la verdad ? Lo sabremos a continuación.

Eva dio a luz dos hijos, Caín y Abel. Un día, en el campo y por envidia, Caín mató a su hermano. Dios preguntó a Caín dónde estaba Abel. Él respondió que no sabía. Así el pecado, la mentira y la muerte entraron en el mundo. El libro de Génesis nos dice que Adán también murió (Génesis 5 : 5). Luego relata la historia de sus descendientes. Podemos leer, como un estribillo : vivió tantos años, “y murió”.

Dios había dicho la verdad, y Satanás había mentido.

Hoy el mundo conserva las características del jefe que eligió, es decir, Satanás, quien es “homicida… y… mentiroso” (Juan 8 : 44). Basta con escuchar las noticias para constatar que el mundo actual siempre está luchando con el homicidio y la mentira. Entonces ¿qué debemos hacer ? ¿Desesperarnos ?

¡No ! El Señor Jesús nos dice : “El que cree en mí, aunque esté muerto, vivirá” (Juan 11 : 25). Él es “el camino, y la verdad, y la vida” (Juan 14 : 6). ¡Sí, Jesús da la vida eterna a los que depositan su confianza en él ! Este es el mensaje del Evangelio, escrito para todos.

1 Crónicas 16 - Lucas 13 : 18-35 - Salmo 90 : 1-6 - Proverbios 20 : 22