La Buena Semilla: Domingo 1 Agosto
Domingo
1
Agosto
Lámpara es a mis pies tu palabra, y lumbrera a mi camino.
Salmo 119 : 105
La luz vino al mundo, y los hombres amaron más las tinieblas que la luz, porque sus obras eran malas.
Juan 3 : 19
Luz pura

Hacía poco tiempo que una vendedora de frutas había descubierto que la Biblia era la Palabra de Dios. La leía detrás de su puesto mientras esperaba a sus clientes.

- ¿Qué está leyendo ?, preguntó un comprador.

- La Palabra de Dios, la Biblia, respondió ella alegremente.

- ¿De verdad ? Pero, ¿quién le dijo que la Biblia es realmente la Palabra de Dios ?

- Dios mismo me lo dice.

- ¿Le habló realmente en persona ?

La vendedora titubeó un instante y luego señaló la plaza de mercado, que esa mañana estaba bien soleada :

- ¿Podría usted probar que el sol existe ?

- ¿Probarlo ? No es necesario, pues siento su calor y veo su luz.

- Así es la Biblia para mí. Calienta mi corazón e ilumina mis pensamientos. ¡Esto me prueba que se trata efectivamente del Libro de Dios !

“Me regocijo en tu palabra como el que halla muchos despojos (o un gran tesoro)” (Salmo 119 : 162).

“La palabra de Dios es viva y eficaz, y más cortante que toda espada de dos filos ; y penetra hasta partir el alma y el espíritu, las coyunturas y los tuétanos, y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón” (Hebreos 4 : 12).

1 Crónicas 13-14 - Lucas 12 : 41-59 - Salmo 89 : 38-45 - Proverbios 20 : 18-19