La Buena Semilla: Jueves 15 Julio
Jueves
15
Julio
Siendo enemigos, fuimos reconciliados con Dios por la muerte de su Hijo.
Romanos 5 : 10
Cuando se manifestó la bondad de Dios nuestro Salvador, y su amor para con los hombres, nos salvó… por su misericordia.
Tito 3 : 4-5
Todos sois hijos de Dios por la fe en Cristo Jesús.
Gálatas 3 : 26
La verdadera gracia de Dios (1)

La historia de Mefi-boset, en 2 Samuel 9, nos ayuda a comprender lo que es la gracia de Dios y su amor, el cual no merecemos.

Saúl reinó antes de David. Pero dominado por los celos, odió y trató de matar al futuro rey David hasta el final de su vida.

A pesar de todo, David sucedió a Saúl en el trono. Entonces preguntó : “¿No ha quedado nadie de la casa de Saúl, a quien haga yo misericordia de Dios ?” (2 Samuel 9 : 3). Le respondieron que quedaba un nieto de Saúl, Mefi-boset, que era cojo.

Ahora bien, en cierta ocasión la gente se había burlado de David diciendo que los cojos y los ciegos serían más fuertes que él. David detestaba recordarlo (leer 2 Samuel 5 : 6-9). Así Mefi-boset, nieto del enemigo de David, y además cojo, no tenía, pues, nada para atraer el favor del rey. ¡Todo lo contrario ! Pero David mandó traerlo. Y cuando llegó atemorizado, David lo recibió con bondad. Le devolvió bienes, siervos… Y más aún : ¡ordenó que a partir de ese día comiese a su mesa, como un hijo del rey !

La manera en que actuó David nos muestra cómo Dios quiere perdonar. El hombre es enemigo, pecador y aborrece a Dios. No tiene, pues, nada para merecer el favor divino. Pero Dios lo busca para acogerlo con bondad y perdonarle sus pecados ; aún más : quiere convertirlo en su hijo, un hijo amado. Lo único que el pecador debe hacer es creer en Jesús, quien fue condenado en nuestro lugar y llevó nuestro castigo en la cruz.

(mañana continuará)

Miqueas 5-6 - Lucas 5 : 1-16 - Salmo 84 : 1-4 - Proverbios 19 : 15-16