La Buena Semilla: Jueves 22 Abril
Jueves
22
Abril
El hombre (Adán) y su mujer (Eva) se escondieron de la presencia de Dios entre los árboles del huerto.
Génesis 3 : 8
El Señor tiene en el cielo su trono ; sus ojos ven… a los hijos de los hombres.
Salmo 11 : 4
Le dijo Natanael : ¿De dónde me conoces ? Respondió Jesús y le dijo… Cuando estabas debajo de la higuera, te vi.
Juan 1 : 48
No se puede escapar de la mirada de Dios

En un pueblo del sur de Francia, donde ocurrió un despertar espiritual alrededor del año 1800, un aldeano contó lo siguiente :

“Cuando joven, me sentí muy intrigado por lo que sucedía en el pueblo. Temprano por la mañana y tarde en la noche, hombres y mujeres iban cada día en pequeños grupos a un claro del bosque. Decidí ir a ver si lo que me decían era cierto. Fui un poco tarde para no cruzarme con nadie en el camino. Cuando llegué al lugar del encuentro, me ubiqué detrás de un árbol, no muy lejos, para no perderme nada de lo que harían o dirían durante la reunión.

El predicador habló detalladamente sobre Adán, ese hombre que huyó de Dios y se escondió detrás de los árboles del huerto de Edén. Súbitamente exclamó :”Aquí hay alguien escondido detrás de un árbol. ¡Alguien que se imagina que Dios no lo ve y que se niega a hacer la paz con él ! “.

¡Emocionado, pensé que el predicador me había visto y se dirigía a mí ! No podía huir, y convencido de ser un pecador perdido, me derrumbé detrás de mi árbol suplicando a Dios que tuviera compasión de mí, pecador”.

¡Es imposible escapar de la mirada de Dios ! Él sabe todo sobre nosotros, y un día tendremos que rendirle cuentas (lea el Salmo 139). Pero Dios nos ama tal como somos y desea establecer con todos los que se arrepienten una relación de confianza, basada en el perdón. Entonces la paz echará fuera el temor y la culpabilidad.

Ezequiel 44 - 2 Pedro 2 - Salmo 46 : 8-11 - Proverbios 14 : 7-8