La Buena Semilla: Martes 13 Abril
Martes
13
Abril
Que vuestra fe no esté fundada en la sabiduría de los hombres, sino en el poder de Dios.
1 Corintios 2 : 5
La solución divina a los problemas humanos

Los problemas fundamentales del ser humano son y serán siempre los mismos. El Evangelio no es una forma de sabiduría humana que pasará de moda. Es un mensaje eternamente acertado sobre Dios y sobre su amor, dirigido a cada uno de nosotros. Conocemos muy bien cuáles son los problemas existenciales del hombre : necesidad de ser amado, de tener una esperanza ante la muerte, de ser liberado de las consecuencias de su desobediencia a Dios. El Evangelio responde a nuestras aspiraciones profundas y muestra cómo podemos establecer nuestra relación con Dios : teniendo como base la muerte y la resurrección de Jesucristo.

El Evangelio no se conforma con diagnosticar la situación del hombre, sino que propone transformarla. No se limita a identificar nuestros problemas, sino que proclama la solución. Muestra el amor extraordinario de Dios hacia nosotros y hasta dónde llegó este amor para salvarnos de una condenación segura : dio a Jesucristo, y ahora quiere liberarnos para que podamos vivir en su presencia desde hoy.

Además, nos ofrece una esperanza firme e inalterable para el futuro. Gracias a su muerte y a su resurrección, Jesucristo tiene el poder para “librar a todos los que por el temor de la muerte” están “durante toda la vida sujetos a servidumbre” (Hebreos 2 : 15).

La fe cristiana no se limita a dar una garantía para el más allá, lejos de eso. Pero da la respuesta a esta pregunta tan dolorosa.

(adaptación de A.M. G.)

Ezequiel 36 : 13-38 - 2 Tesalonicenses 3 - Salmo 43 - Proverbios 13 : 14-15