La Buena Semilla: Domingo 11 Abril
Domingo
11
Abril
Sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados.
Romanos 8:28
Clamaré al Dios Altísimo, al Dios que me favorece.
Salmo 57:2
Lo que sabemos

El cristiano, como cualquier ser humano, está confrontado a hechos desagradables, contrariedades, pruebas que no comprende… Esto puede perturbarlo y confundirlo. Sin embargo, puede decir: “sabemos” (Romanos 8:28). Este “sabemos” es como una roca en medio de un mar agitado, como un faro en la niebla.

- Sabemos: no significa que “esperamos”, que “comprendemos”, pues a menudo precisamente ¡no comprendemos! La expresión “sabemos” es una seguridad absoluta para la fe.

- que a los que aman a Dios: Dios es amor, y su amor es derramado en el corazón de sus hijos por medio del Espíritu Santo (Romanos 5:5). Amar a Dios es, pues, característico de la familia de Dios, de sus hijos.

- todas las cosas: ningún acontecimiento puede escapar a “todas las cosas”, ¡engloba todo! Tal vez sin que lo sepamos, los acontecimientos de nuestra vida se añaden unos a otros para llegar a un objetivo que Dios fijó. Nada es inútil, nada es fruto del azar.

- ayudan a bien: las situaciones que él permite pueden ser desagradables, y las circunstancias adversas. Pero, suceda lo que suceda, Dios siempre quiere nuestro bien. En su gracia, incluso saca partido del mal (por ejemplo, de nuestras faltas), para hacernos bien.

- a los que conforme a su propósito son llamados: fue Dios quien se propuso buscarnos, encontrarnos y salvarnos. Ahora se ocupa de nosotros para siempre.

Ezequiel 34:11-31 – 2 Tesalonicenses 1 – Salmo 42:1-6 – Proverbios 13:11