La Buena Semilla: Lunes 8 Febrero
Lunes
8
Febrero
Pues qué hemos de pedir como conviene, no lo sabemos… Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien.
Romanos 8 : 26-28
Vuestro Padre sabe de qué cosas tenéis necesidad.
Mateo 6 : 8
No es la herramienta correcta

Pedro acababa de estropear el motor de su juguete. Como su papá era muy ingenioso y siempre estaba dispuesto a ayudarle, fue a buscarlo, pero antes pasó por el taller. Allí, después de dudar un poco, el niño escogió un hermoso destornillador rojo y lo presentó orgullosamente a su padre, junto con el juguete dañado. Este examinó el juguete, luego observó el destornillador y negó con la cabeza : “Pedro, no es el destornillador correcto, además necesito una pinza”. Entonces el padre fue al taller, escogió las herramientas apropiadas y, en un instante, el juguete estaba arreglado. Luego lo entregó al niño y le dijo : “La próxima vez, Pedro, deja que yo mismo escoja las herramientas”.

Hijos de Dios, en nuestra vida surgen dificultades y, naturalmente, podemos acudir a nuestro Padre celestial. Pero, a veces, hacemos como Pedro. Tenemos nuestra idea de cómo debe actuar Dios, y qué medios debe emplear. Como este niño con su destornillador, nosotros se lo “sugerimos” a Dios. Pero a menudo, lo que imaginamos o proponemos no es la “herramienta adecuada” para la situación.

Tengamos la sabiduría y la humildad para presentar simplemente a Dios nuestro problema. Y dejemos que él escoja “las herramientas”. Los medios que posee son variados e ilimitados. A menudo utiliza circunstancias y recursos que nosotros no hubiésemos escogido ni imaginado, pero podemos estar convencidos de que su manera de actuar es sabia y perfectamente adaptada al caso que le presentamos.

2 Samuel 2 - Mateo 24 : 29-51 - Salmo 20 : 6-9 - Proverbios 8 : 12-16