La Buena Semilla: Sábado 9 Mayo
Sábado
9
Mayo
Para siempre, oh Señor, permanece tu palabra en los cielos.
Salmo 119 : 89
Tu palabra es verdad.
Juan 17 : 17
La palabra del Señor permanece para siempre.
1 Pedro 1 : 25
¿En qué podemos basar nuestras convicciones ?

La Biblia es la revelación de la verdad divina. Que los eruditos estén de acuerdo con ella o no, la Biblia sigue siendo lo que es : la palabra inmutable de Dios. Muchas veces, a lo largo de los siglos, los científicos han tenido que modificar sus hipótesis, reconocer como verdadero lo que habían declarado falso, o inversamente. ¡Pero la Biblia no cambia ! Su objetivo no es satisfacer nuestra curiosidad, ni aumentar nuestros conocimientos ; ella trata ante todo el aspecto espiritual y moral de las cosas. No busquemos, pues, en ella la solución a los enigmas científicos.

Por supuesto, la Biblia afirma hechos que no sabríamos explicar. ¿Cómo comprender la aparición del universo, la existencia de nuestro planeta, cuna de la humanidad ? ¿Cómo explicar la resurrección de un cuerpo que ya hedía, como el de Lázaro (Juan 11), o la ascensión de Jesús al cielo, su próximo regreso, el arrebatamiento de los creyentes… ? Estos hechos nos superan y los aceptamos sin explicación porque fue Dios quien lo afirmó mediante su Palabra. Lo creemos, y esto nos basta. ¿Seríamos más sabios que Dios, queriendo penetrar en lo que no le pareció útil revelarnos en la Biblia ?

Nos sorprende que muchas personas estén dispuestas a creer teorías de todo tipo, pero cuando es Dios quien les habla, cuestionan y rechazan la verdad. ¡Solo la Palabra de Dios es totalmente fiable ! ¡Nunca nos equivocaremos si sacamos de ella nuestras certezas !

Isaías 54-55 - Marcos 9 : 30-50 - Salmo 55 : 8-15 - Proverbios 15 : 5-6