La Buena Semilla: Viernes 17 Abril
Viernes
17
Abril
El que cree en el Hijo (de Dios, Jesucristo) tiene vida eterna ; pero el que rehúsa creer en el Hijo no verá la vida, sino que la ira de Dios está sobre él.
Juan 3 : 36
El límite de la vida

Estos son algunos extractos de un periódico reciente : “Una empresa californiana acaba de desvelar un proyecto investigativo que trata de descubrir los secretos de la salud humana… La sociedad se puso como objetivo aplazar los límites del envejecimiento e incluso de la muerte”, gracias a las nuevas tecnologías. De esta manera se podrían detectar, muy temprano, todas las anomalías en el cuerpo humano para corregirlas y prolongar la vida hasta… ¿por qué no ? … ¡La inmortalidad en la tierra ! Este es el viejo sueño del hombre que quiere vivir sin Dios… El autor del artículo añade : “Esto nos hace estremecer y soñar a la vez”.

Nosotros solo diríamos que nos hace estremecer. Cuando algunos hombres terminan por hacerse pasar por dioses, Dios el Creador les recuerda que él es quien hace vivir y morir, y que “está establecido para los hombres que mueran una sola vez, y después de esto el juicio” (Hebreos 9 : 27).

Para obtener la vida eterna es inútil contar con los miles de millones de dólares que son empleados en la investigación. ¡Solo basta con aceptar el don gratuito de Dios ! “La dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro” (Romanos 6 : 23). Recibimos ese don si reconocemos como Salvador a Jesucristo, el Hijo de Dios, quien murió para expiar nuestros pecados, y resucitó, dando así la prueba de su victoria sobre la muerte. Jesucristo mismo declaró : “El que cree en mí, tiene vida eterna” (Juan 6 : 47). No se trata solo de tener una vida sin fin, en el más allá, sino que desde ahora el creyente puede decir : “Para mí el vivir es Cristo” (Filipenses 1 : 21).

Isaías 27 - 1 Pedro 2 : 11-25 - Salmo 45 : 1-5 - Proverbios 13 : 22-23