La Buena Semilla: Lunes 12 Noviembre
Lunes
12
Noviembre
Oh Señor… De mañana sácianos de tu misericordia, y cantaremos y nos alegraremos todos nuestros días.
Salmo 90 : 13-14
Lunes por la mañana

Estaba lloviendo y había niebla. Un compañero de trabajo, huraño, entró en la oficina y sin saludar a nadie se sentó frente a su computador. Era lunes, y la rutina volvía a empezar.-¡Siempre la misma monotonía ! ¡Qué aburrida es la vida !, murmuró en su esquina.

En el descanso le pregunté : -¿Cómo te fue el fin de semana ? Entonces sus ojos se iluminaron. Contó lo que había hecho y habló de sus proyectos para el próximo sábado. Solo vive para dos días por semana.

¿Es eso una vida realizada y plena ? No, más bien es una vida para el instante que pasa, para las alegrías fugaces. Necesitamos algo que nos dé una felicidad verdadera y duradera. Y esto es lo que Jesucristo nos ofrece : “El que bebiere del agua que yo le daré, no tendrá sed jamás” (Juan 4 : 14). Él desea darnos una nueva vida, una satisfacción verdadera y un futuro más allá de la muerte. Aún hoy, todo aquel que va a Jesús y deposita su confianza en él como su Salvador, recibe este regalo maravilloso.

Nosotros, que ya conocemos a Jesús como nuestro Salvador y Señor, ¿cómo nos comportamos el domingo, el lunes por la mañana, cada día de la semana en el trabajo ? Qué mensaje transmitimos mediante nuestro comportamiento : ¿la alegría o la tristeza ? El apóstol Pablo nos dice : “Todo lo que hacéis, sea de palabra o de hecho, hacedlo todo en el nombre del Señor Jesús, dando gracias a Dios Padre por medio de él” (Colosenses 3 : 17). ¡Y también el lunes por la mañana !

“Los que esperan al Señor tendrán nuevas fuerzas ; levantarán alas como las águilas ; correrán, y no se cansarán ; caminarán, y no se fatigarán” (Isaías 40 : 31).

Josué 1 - Hebreos 4 - Salmo 121 - Proverbios 27 : 13-14