La Buena Semilla: Lunes 14 Octubre
Lunes
14
Octubre
He aquí, Dios es grande, y nosotros no le conocemos.
Job 36 : 26
¡Cuán innumerables son tus obras, oh Señor ! Hiciste todas ellas con sabiduría ; la tierra está llena de tus beneficios.
Salmo 104 : 24
Testimonio de un sabio

El naturista Jean-Henri Fabre (1823-1915), a quien Víctor Hugo llamaba “el Homero de los insectos”, celebraba, en el pequeño pueblo de Sérignan, Francia, sesenta años de trabajo. Uno de los asistentes le preguntó : ¿Cree usted en Dios ?

He aquí su respuesta : “No solo creo en Dios, sino que lo veo. Sin él no entiendo nada ; sin él todo es oscuridad. No solo he conservado esta convicción, sino que ella se fortalece. Toda época tiene sus fantasías ; yo considero el ateísmo como una fantasía -es la enfermedad del tiempo presente. ¡Una fantasía con consecuencias trágicas ! Me arrancarían más bien la piel que la creencia en el Creador”. Observando de cerca la vida de los insectos, el sabio descubrió la sabiduría infinita del que los creó.

“Detente, y considera las maravillas de Dios… ¿Has conocido tú las diferencias de las nubes, las maravillas del Perfecto en sabiduría ?” (Job 37 : 14, 16). “Ve a la hormiga, oh perezoso, mira sus caminos, y sé sabio ; la cual no teniendo capitán, ni gobernador, ni señor, prepara en el verano su comida, y recoge en el tiempo de la siega su mantenimiento” (Proverbios 6 : 6-8).

“Las cosas invisibles de él (Dios), su eterno poder y deidad, se hacen claramente visibles desde la creación del mundo, siendo entendidas por medio de las cosas hechas, de modo que no tienen excusa” (Romanos 1 : 20). Aún más que por su maravillosa creación, Dios se reveló en la persona de su Hijo Jesucristo, el Salvador del mundo.

¡Descubrámosle leyendo la Biblia !

Esdras 10 - Juan 6 : 1-21 - Salmo 117 - Proverbios 25 : 11