La Buena Semilla: Miércoles 15 Diciembre
Miércoles
15
Diciembre
Dios… nos ha hablado por el Hijo.
Hebreos 1 : 1-2
Por tanto, es necesario que con más diligencia atendamos a las cosas que hemos oído.
Hebreos 2 : 1
Mirad que no desechéis al que habla.
Hebreos 12 : 25
Dios se dirige a cada uno de nosotros

En un mundo donde se oyen tantas voces discordantes y contradictorias, Dios también habla. Sus palabras están en la Biblia, vocablo que significa “el libro” ; no es solo un libro especial, sino único, la Verdad, la Palabra de Dios.

Él es Dios, y la inteligencia humana no puede elevarse hasta él mediante el razonamiento. Por lo tanto, para que el hombre pudiera conocer a Dios, fue necesario que él mismo se revelara.

La naturaleza muestra a un Creador poderoso y sabio. Nuestra conciencia habla de un Dios santo. Pero para conocer a un Dios Salvador, un Dios que ama a su criatura y quiere su felicidad, era necesario otro lenguaje, es decir, el de la Biblia. Este libro no es un conjunto de reglas morales, ni un manual religioso reservado a personas instruidas o a un clero. Es cierto que contiene capítulos más difíciles que otros, pero todo lector de buena fe puede comprender su mensaje central. ¿Acaso Dios emplearía un lenguaje oscuro para decir a su criatura lo que ella debería saber necesariamente ?

La Biblia es la revelación de ese Dios Salvador al hombre pecador, es decir, a usted y a mí. ¡Experiméntelo ! Abra la Biblia, empezando por ejemplo por su segunda parte, el Nuevo Testamento. Verá qué directo es su lenguaje, despiadado para lo que tratamos de esconder, pero cuánto consuelo podemos hallar cuando tomamos humildemente nuestro lugar ante Dios.

Cantares 5-6 - Apocalipsis 8 - Salmo 142 - Proverbios 29 : 26-27