La Buena Semilla: Viernes 9 Abril
Viernes
9
Abril
Respondió Jesús… Yo para esto… he venido al mundo, para dar testimonio a la verdad. Todo aquel que es de la verdad, oye mi voz.
Juan 18 : 37
Un mensaje sin palabras (2) : Conocimos a Jesús
Testimonio

Después de los episodios que recordamos ayer, en su biografía Ernest Gordon cuenta cómo se convirtió a Cristo cuando era prisionero de guerra de los japoneses en Tailandia junto con otros compañeros de infortunio, para construir el célebre puente en el río Kwai. A raíz del testimonio de aldeanos cristianos, estando en condiciones muy duras, decidieron con algunos prisioneros averiguar si el cristianismo contenía una verdad que no conocían.

“Rápidamente, escribió, empezamos a leer la Biblia cada noche en una esquina del campamento, en un lugar apartado. Por medio de nuestras lecturas y charlas conocimos a Jesús. Como nosotros, él no tenía vivienda ni amigos en las altas esferas. Él también había conocido el hambre, el cansancio, el sufrimiento, el rechazo… Al mismo tiempo era un hombre que podíamos admirar, la clase de amigo que nos gustaría tener, un jefe al que podríamos seguir.

Su humanidad nos fascinaba. Era un siervo, sin embargo, siguió siendo perfectamente libre : ni la sociedad ni la religión lo habían esclavizado. Las fuerzas del mal no habían podido destruirlo. Es cierto que fue clavado en una cruz, pero incluso su muerte tenía un sentido, pues había llevado sobre sí mismo todos nuestros pecados. Estaba vivo. El amor que Jesús mostraba a un grado tan elevado era el amor de Dios ; tenía como centro a los demás y no a sí mismo. Dios se revelaba a nosotros por medio de Jesús, el carpintero de Nazaret, el Verbo hecho carne. La verdad que buscábamos se encontraba en Jesús”.

Ezequiel 33 : 1-20 - 1 Tesalonicenses 4 - Salmo 41 : 1-6 - Proverbios 13 : 7-8