La Buena Semilla: Domingo 14 Febrero
Domingo
14
Febrero
Tú sé sobrio en todo, soporta las aflicciones, haz obra de evangelista, cumple tu ministerio.
2 Timoteo 4:5
Creer en Cristo

 – Buenos días, soy muy joven, pero me gustaría hablarle de Jesús porque lo veo triste y quizá cansado de la vida. ¿Sabía que Jesús vive y que hoy quiere y puede hacernos felices?

- ¡Ah, no me hable de religión, es un gran fraude! ¡He visto muy de cerca la hipocresía de religiosos actuando peor que los demás!

- Desgraciadamente lo que usted dice es cierto, debo reconocerlo, pero ¿no cree que hay que distinguir entre lo que muestra un cristianismo miserable y la verdadera fe en Jesucristo? Imagínese que le robo su chaqueta, me la pongo y cometo un asalto. Un testigo me ve huir, pero no puede atraparme, y como reconoce su chaqueta, lo denuncia a la policía. ¿Qué diría usted si fuese detenido por robo?

- Lo negaría inmediatamente, diría que yo no era el que llevaba mi chaqueta.

- ¡Exactamente! Del mismo modo usted no puede confundir a Jesucristo con los que llevan falsamente el nombre de cristiano.

- ¡Ah, quizá tenga razón! Voy a reflexionar.

Algún tiempo después, aquel hombre mayor me dijo:

- Dígame, joven, ¿cómo puedo hacerme cristiano si no voy a los oficios religiosos?

Respondí a sus preguntas leyendo directamente con él en mi Nuevo Testamento, y luego se lo dejé.

Cuando nos volvimos a ver, ¡el gozo de Cristo iluminaba su rostro!

“Cree en el Señor Jesucristo, y serás salvo, tú y tu casa” (Hechos 16:31).

“Estas se han escrito para que creáis que Jesús es el Cristo, el Hijo de Dios, y para que creyendo, tengáis vida en su nombre” (Juan 20:31).

2 Samuel 7 – Mateo 27:32-66 – Salmo 22:16-21 – Proverbios 9:7-9