La Buena Semilla: Miércoles 27 Julio
Miércoles
27
Julio
(Jesús dijo:) El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán.
Lucas 21:33
Jesucristo es el mismo ayer, y hoy, y por los siglos.
Hebreos 13:8
Lo que permanece eternamente

A veces nos sentimos inquietos ante la inestabilidad de este mundo donde todo cambia tan rápido, pero Dios quiere tranquilizarnos llamando nuestra atención sobre lo que permanece eternamente.

 – “Cristo permanece para siempre” (Juan 12:34). Qué felicidad poder poner nuestra confianza en aquel que, “por cuanto permanece para siempre, tiene un sacerdocio inmutable; por lo cual puede también salvar perpetuamente a los que por él se acercan a Dios, viviendo siempre para interceder por ellos” (Hebreos 7:24-25).

 – “La palabra del Señor permanece para siempre” (1 Pedro 1:25). Las palabras de los hombres son numerosas, efímeras, contradictorias, y a menudo mentirosas. Pero frente a esto, la Palabra de Dios permanece en todo tiempo como una brújula fiable, siempre dirige la mirada hacia Cristo.

 – “El que hace la voluntad de Dios permanece para siempre” (1 Juan 2:17). El que hace la voluntad de Dios es, en primer lugar, el que se arrepiente, confiesa sus pecados a Dios y acepta su perdón. Entonces recibe una vida nueva y tiene la certeza de pasar la eternidad con Jesús en el cielo. Además, “su justicia permanece para siempre” (2 Corintios 9:9). En el contexto, la palabra “justicia” designa la caridad practicada por el creyente. Dios está atento a todo lo que hacemos para él y lo pone a nuestro favor por la eternidad. ¡Qué gracia!

Creyentes, no temamos nada, ¡nuestras bendiciones son eternas!

Números 36 – Lucas 10:21-42 – Salmo 89:1-6 – Proverbios 20:8-9