La Buena Semilla: Miércoles 2 Diciembre
Miércoles
2
Diciembre
Él es la Roca, cuya obra es perfecta, porque todos sus caminos son rectitud; Dios de verdad.
Deuteronomio 32:4
El Señor es bueno; para siempre es su misericordia, y su verdad por todas las generaciones.
Salmo 100:5
Dios es fiel (1)

Comprendemos lo que significa la fidelidad en las relaciones humanas, sea en el matrimonio o en la amistad. Ser fiel es ser digno de confianza, firme y estable en una relación. Pero cuando la Biblia dice que Dios es fiel, ¿qué significa esto? ¿Qué prometió él?

Primero, Jesús prometió: “Al que a mí viene, no le echo fuera” (Juan 6:37). Siempre podemos acercarnos al Señor y orarle. En su gracia él nos recibe y nos concede su presencia, sea cual sea nuestro estado y nuestros temores...

Él es fiel a su promesa, y es “imposible que Dios mienta” (Hebreos 6:18).

Dios es fiel en el cuidado hacia sus hijos: “Fiel es el Señor, que os afirmará y guardará del mal” (2 Tesalonicenses 3:3). Los purifica y los forma para que lo honren en la tierra, los prepara para el cielo. Él prometió: “He aquí te he purificado... Por mí, por amor de mí mismo lo haré, para que no sea amancillado mi nombre” (Isaías 48:10-11).

Dios también es fiel en su esencia. En su relación con nosotros actúa conforme a su santidad, su justicia y su amor. “Él no puede negarse a sí mismo” (2 Timoteo 2:13). En nosotros hay faltas, incluso incredulidad, dudas, pero Dios sigue siendo fiel. Él nunca abandonará a sus redimidos, y nadie podrá arrebatarlos de su mano. “Él dijo, ¿y no hará? Habló, ¿y no lo ejecutará?” (Números 23:19).

(mañana continuará)

Josué 21 - Santiago 1 - Salmo 136:10-22 - Proverbios 29:1-2