La Buena Semilla: Jueves 26 Noviembre
Jueves
26
Noviembre
Buscad al Señor mientras puede ser hallado, llamadle en tanto que está cercano. Deje el impío su camino, y el hombre inicuo sus pensamientos, y vuélvase al Señor, el cual tendrá de él misericordia, y al Dios nuestro, el cual será amplio en perdonar.
Isaías 55:6-7
Di un paso hacia Jesús (2)
Testimonio

«Estaba convencido de que tenía que dar el paso de la fe, pero siempre dejaba esta decisión para más tarde. Después de varias experiencias, una noche de abril de 1983 le pedí a Jesús que entrara en mi vida. Fue como una zambullida en aguas profundas, un paso hacia adelante sin poder dar marcha atrás. Fui hacia él, y él vino a mí. Abrí la puerta y él entró en mi vida. A partir de aquella noche se produjo un cambio en mí. No comprendía todo, pero sabía que Dios existía, que Jesús era el Mesías que había muerto por mis pecados, y que me había perdonado.

El judaísmo rabínico, como las demás religiones, cuenta con las ceremonias y las reglas exteriores para mejorar progresivamente la naturaleza del hombre. Este último trata de ganar los favores y la aprobación de Dios mediante sus esfuerzos personales. Trata de merecer la salvación y la vida eterna, pero es un intento desesperado e infructuoso. Por el contrario, Jesús nos propone una solución muy simple que se resume así: «Dame tu corazón, ya hice lo necesario por ti. Mediante mi sacrificio te purifico, te perdono y hago que nazcas de nuevo. Te doy un corazón nuevo».

¡Aceptar esta oferta es simple y difícil a la vez! Para el que está hastiado de sí mismo no hay nada más sencillo que recibir este don con agradecimiento. Pero el que está lleno de sí mismo debe hacer prueba de humildad y sumisión para creer en Jesús y aceptar lo que él nos ofrece en su inmenso amor».

Yossi

Josué 14 - Hebreos 13 - Salmo 133 - Proverbios 28:17-18