La Buena Semilla: Miércoles 25 Noviembre
Miércoles
25
Noviembre
Lo verán los oprimidos, y se gozarán.
Salmo 69:32
No hablé en secreto, en un lugar oscuro de la tierra; no dije...: En vano me buscáis. Yo soy el Señor que hablo justicia, que anuncio rectitud.
Isaías 45:19
Si tú le buscares, lo hallarás.
1 Crónicas 28:9
¿Pedir una señal a Dios? (1)
Testimonio

«No necesitaba a Dios. El ejército me había enseñado a creer en mí, en el poder de mi voluntad, en mi potencial escondido. Me arreglaba muy bien sin Dios. No obstante, quería saber si él existía realmente.

Pasé mucho tiempo reflexionando en este problema. Un día, hablando con una señora, ella me dijo: «¿Por qué no pides a Dios que te dé una señal para probar que existe?». Entonces oré a Dios para que me diera una prueba manifiesta de su existencia. Le propuse que me despertase a las once, pues todos los días me despertaba entre las siete y las ocho. Repetí varias veces esta petición, pero no obtuve ningún resultado. «Eso quiere decir que Dios no existe», me dije. Luego me encontré con un cristiano quien me explicó: «Dios no te va a probar su existencia. Él quiere que des un paso hacia él». Yo no estaba de acuerdo con dicha afirmación, pero esas palabras me interpelaron profundamente.

Algunos días después, solo en mi habitación, abrí el Nuevo Testamento mientras le pedía a Dios: «Si existes realmente, haz que abra este libro en el lugar donde desees que lea». Abrí el libro al azar, y mis ojos cayeron sobre estas líneas: “Esta generación... demanda señal, pero señal no le será dada, sino la señal de Jonás” (Lucas 11:29).

Estaba maravillado. Comprendí que no debía buscar una señal. La Palabra de Dios era la respuesta. Ahora era yo el que debía dar el paso, el paso de la fe».

Yossi (mañana continuará)

Josué 13 - Hebreos 12:12-29 - Salmo 132:13-18 - Proverbios 28:15-16