La Buena Semilla: Jueves 1 Octubre
Jueves
1
Octubre
(Jesús dijo:) Todo cuanto pidiereis al Padre en mi nombre, os lo dará... Pedid, y recibiréis, para que vuestro gozo sea cumplido.
Juan 16:23-24
En mi nombre

¿Qué significa pedir en el nombre de Jesús? (Juan 14:13-14). Es mucho más que mencionar su nombre al finalizar nuestra oración. Para poder orar en el nombre de Jesús, es necesario que el que ora conozca personalmente al Señor y pueda orar como de su parte, como si el Señor mismo hiciese la petición a Dios. La expresión «en nombre de» significa que hablamos o actuamos de parte de tal persona, es decir, actuamos en su lugar, según su voluntad.

Cuando Jesús estaba en la tierra, los discípulos oraban a Dios sin mencionar el nombre del Señor. Luego el Señor Jesús enseñó una nueva manera de orar: la oración al Padre en su nombre. Esta oración pone en evidencia la unión estrecha, íntima, del Señor con los creyentes. El Señor Jesús siempre hace la voluntad del Padre. Orando al Padre en el nombre de Jesús asociamos el Señor a nuestra petición, presentada como aprobada por él. Oramos para dar gracias a Dios, para buscar su voluntad y recibir la fuerza para obedecerle y honrarlo.

Mencionar el nombre del Señor no es una obligación, sino un privilegio, pues sabemos que recibimos todo de parte del Padre de nuestro Señor Jesucristo. Buscar su voluntad, esforzarnos en hacer lo que le agrada, debería caracterizar nuestra conducta para orar sinceramente en el nombre del Señor.

Una de las claves de la oración también es comprender que tenemos intereses comunes con el Padre y con su muy amado Hijo, mientras esperamos su regreso: la difusión del Evangelio, el consuelo y la edificación de los creyentes, el bien de su Iglesia.

Amós 3-4 - Tito 2 - Salmo 109:1-5 - Proverbios 24:13-14