La Buena Semilla: Sábado 29 Agosto
Sábado
29
Agosto
Dios nuestro Salvador... quiere que todos los hombres sean salvos y vengan al conocimiento de la verdad.
1 Timoteo 2:3-4
Pasar desapercibido

En la sociedad hay mucha gente que pasa desapercibida. Como no hacen ruido, uno no se preocupa mucho por su opinión o sus aspiraciones. Pero aunque pasen inadvertidos para los hombres, una cosa es cierta: Dios los ve y conoce las circunstancias de su vida. “Desde los cielos miró el Señor; vio a todos los hijos de los hombres” (Salmo 33:13). “Has escudriñado mi andar y mi reposo, y todos mis caminos te son conocidos” (Salmo 139:3). “Trastornar al hombre en su causa, el Señor no lo aprueba” o: ¿no lo ve el Señor? (Lamentaciones 3:36).

En el evangelio según Lucas, Zaqueo, un hombre de pequeña estatura, despreciado por sus contemporáneos debido a su profesión, se subió a un árbol para ver pasar a Jesús (Lucas 19:1-10). Y el Señor lo vio, como vio a la viuda echar al tesoro del templo “todo lo que tenía” (Marcos 12:44).

¿Se siente usted aislado, ignorado, incluso despreciado? ¡Vaya a Jesús! Él no rechaza a nadie. “No hay acepción de personas para con Dios” (Romanos 2:11; Efesios 6:9).

Cualquiera que sea nuestro origen, nuestro color de piel, nuestro país, nuestra posición social, nuestra profesión, Dios declara que todos somos pecadores, “no hay diferencia” (Romanos 3:22). Y, cosa maravillosa, él ofrece su perdón a todos mediante la obra de Jesús en la cruz. Él nos dice: “Al que a mí viene, no le echo fuera” (Juan 6:37). Desde entonces, nada “nos podrá separar del amor de Dios, que es en Cristo Jesús Señor nuestro” (Romanos 8:39).

“Los ojos del Señor están sobre los justos, y atentos sus oídos al clamor de ellos” (Salmo 34:15).

Jeremías 31:21-40 - 1 Corintios 7:1-24 - Salmo 102:1-8 - Proverbios 22:10-11