La Buena Semilla: Lunes 3 Agosto
Lunes
3
Agosto
Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente. Este es el primero y grande mandamiento.
Mateo 22:37-38
El pecado más grande

–Me gustaría ir como misionero, dijo un joven al evangelista Torrey.

–¿Eres cristiano?, le preguntó Torrey.

–Desde siempre.

–Pero, ¿has nacido de nuevo, como Jesús le preguntó a Nicodemo?

El joven se sorprendió mucho. Sin embargo, esta pregunta es fundamental. Torrey comprendió que debía ir más lejos.

–¿Has pensado que puedes ser culpable del pecado más grande que una persona puede cometer?

–Por supuesto que no; he llevado una vida ejemplar. ¡No soy un asesino!

Entonces Torrey sacó su Biblia y le pidió que leyera los versículos citados en el encabezamiento. Luego le dijo:

–Sí, amar a Dios con todo tu corazón, con toda tu alma y con toda tu mente es el primer y el más grande mandamiento. Entonces, ¿cuál será el pecado más grande?

–Transgredir ese mandamiento.

–Así es; pero ¿has cumplido ese mandamiento? ¿Siempre has amado a Dios con todo tu corazón, con toda tu alma y con toda tu energía? ¿Le has dado el primer lugar en tu vida, en todos los aspectos?

–Estoy bastante lejos de ello. Por lo tanto soy culpable. –Y su conciencia se despertó. El joven añadió pensativamente:

–He cometido el pecado más grande. Y ahora soy consciente de ello por primera vez.

“Palabra fiel y digna de ser recibida por todos: que Cristo Jesús vino al mundo para salvar a los pecadores, de los cuales yo soy el primero” (1 Timoteo 1:15).

Jeremías 7 - Lucas 13:18-35 - Salmo 90:1-6 - Proverbios 20:22