La Buena Semilla: Domingo 24 Mayo
Domingo
24
Mayo
La palabra de la cruz es locura a los que se pierden.
1 Corintios 1:18
He aquí que el temor del Señor es la sabiduría, y el apartarse del mal, la inteligencia.
Job 28:28
Dios es sabio

¿Cómo creer en un Dios sabio, dicen algunos, cuando el mundo está lleno de injusticias, cuando los conflictos se multiplican, cuando una minoría vive en la abundancia mientras otros mueren de hambre? Los desórdenes se acumulan... y reprochamos a Dios por no detener las injusticias de este mundo.

Sin embargo no aceptamos que el corazón humano, malo por naturaleza, es la causa de tantos sufrimientos. Por encima de todo olvidamos que el Hijo de Dios fue rechazado cuando vino para mostrar la compasión de Dios por la humanidad, sumida en el sufrimiento y la miseria debido al pecado. Jesús sanaba a los enfermos, alimentaba a las multitudes y consolaba a los afligidos. Pero al mismo tiempo mostraba que el ser humano no puede agradar a Dios con un corazón malo. ¡Es la verdad! (Salmo 40:9-10).

Los hombres vieron Sus actos llenos de bondad, de poder, de amor, pero no aceptaron que la verdad divina iluminase su corazón. Jesús, el único justo, fue crucificado. Y precisamente a través de este crimen odioso cometido por los hombres, Dios, en su sabiduría y amor, les da la posibilidad de ser perdonados y reconciliados con él.

Digamos, pues, las cosas como son: “El corazón de los hijos de los hombres está lleno de mal y de insensatez en su corazón durante su vida” (Eclesiastés 9:3). Pero Dios previó un maravilloso remedio: “Cristo Jesús, el cual nos ha sido hecho por Dios sabiduría, justificación, santificación y redención” (1 Corintios 1:30).

Levítico 5 - Romanos 2 - Salmo 62:9-12 - Proverbios 16:1-2