La Buena Semilla: Sábado 25 Abril
Sábado
25
Abril
(Jesús le dijo al malhechor crucificado:) De cierto te digo que hoy estarás conmigo en el paraíso.
Lucas 23:43
¿A quién piensa ver en el paraíso?

Esta pregunta fue formulada por un periodista a un deportista, quien respondió: «A veces tengo miedo de encontrarme con gente que no merece estar ahí».

El juicio que tenemos sobre los demás es personal: juzgamos a una persona según su apariencia, o por la manera cómo se comporta con nosotros. Algunos nos parecen más dignos que otros debido a su carácter o a su actividad humanitaria, por ejemplo. Algunos parecen egoístas, otros se dedican a hacer buenas obras.

Pero nuestro juicio es necesariamente superficial, pues nos es imposible conocer los motivos que mueven a los demás. Solo Dios conoce perfectamente el fondo de las cosas, y dará a cada uno según sus obras. “Dios traerá toda obra a juicio, juntamente con toda cosa encubierta, sea buena o sea mala” (Eclesiastés 12:14).

Pero esto no es lo que cuenta, pues Jesús prometió el paraíso al malhechor crucificado. Según nuestra apreciación, este hombre no hubiese merecido el paraíso. Entonces, ¿por qué Jesús le abrió la entrada a ese lugar? Sencillamente porque reconoció que era culpable y puso su confianza en Jesús para obtener el perdón. ¿Le molesta esta gracia de Dios? ¿No quisiera estar con un criminal en el paraíso? Si piensa así, ¿en qué se basa para pensar que usted tiene su lugar allí? “Sabiendo que el hombre no es justificado por las obras de la ley, sino por la fe de Jesucristo, nosotros también hemos creído en Jesucristo, para ser justificados por la fe de Cristo y no por las obras de la ley, por cuanto por las obras de la ley nadie será justificado” (Gálatas 2:16).

¡Nadie merece el cielo, pero Dios lo da gratuitamente a todo aquel que cree en Jesús!

Isaías 37 - Marcos 1:21-45 - Salmo 48:9-14 - Proverbios 14:13-14