La Buena Semilla: Lunes 13 Abril
Lunes
13
Abril
(Jesucristo dijo:) Estuve muerto; mas he aquí que vivo por los siglos de los siglos.
Apocalipsis 1:18
El (Dios) que resucitó al Señor Jesús, a nosotros también nos resucitará con Jesús.
2 Corintios 4:14
Un acontecimiento único

Una noticia extraordinaria: Jesucristo resucitó de entre los muertos el día siguiente al sábado, el primer día de la semana, el domingo que siguió a la Pascua judía.

La resurrección de Cristo es un pilar del cristianismo, y está basado sobre un acontecimiento histórico: una tumba vacía y una persona viva: Jesucristo. Esta resurrección también es única. En el Antiguo Testamento hubo unos niños que volvieron a vivir mediante la oración de los profetas Elías y Eliseo (1 Reyes 17:21-23; 2 Reyes 4:33-36). Jesucristo mismo, mediante su palabra, resucitó al hijo de una viuda, a la hija de un jefe de la sinagoga y a Lázaro (Lucas 7:14-15; Marcos 5:35-42; Juan 11:43-44). Al momento de su muerte en la cruz, algunas tumbas se abrieron y los muertos resucitaron. Sin embargo, todas esas personas que volvieron a vivir en su cuerpo físico, tuvieron que pasar nuevamente por la muerte.

Jesucristo, resucitado de los muertos por el poder de Dios (Efesios 1:19-20), salió de la tumba. No estaba sujeto a las ataduras físicas. La piedra que cerraba el acceso a la tumba no lo retuvo, tampoco lo detuvieron las puertas cerradas de la habitación donde se encontraban los discípulos reunidos (Juan 20:19). Aún así, no era solo un espíritu, sus discípulos pudieron tocarlo y él comió delante de ellos (Lucas 24:36-43). A todos los que tienen fe en su obra, esta victoria de Jesucristo sobre la muerte les proporciona la salvación, la paz del corazón, la fuerza y la extraordinaria esperanza de que su cuerpo resucitará en un cuerpo espiritual semejante al de Cristo (1 Corintios 15:42-44).

Isaías 22 - 2 Tesalonicenses 3 - Salmo 43 - Proverbios 13:14-15