La Buena Semilla: Martes 11 Febrero
Martes
11
Febrero
Instruye al niño en su camino, y aun cuando fuere viejo no se apartará de él.
Proverbios 22:6
Y vosotros, padres, no provoquéis a ira a vuestros hijos, sino criadlos en disciplina y amonestación del Señor.
Efesios 6:4
Actitud hacia nuestros hijos (1)

En un mundo donde las relaciones familiares son cada vez más relajadas, los cristianos, hijos de Dios que conocen al Padre, son felices de fundar su vida familiar en las enseñanzas bíblicas. La familia es esa institución creada por Dios en la cual se forman los futuros adultos, nuestros hijos. Promovamos buenas costumbres, abramos la Biblia con ellos cada día, poniéndola a su alcance. Aprovechemos las oportunidades para instruirlos: “Estas palabras que yo te mando hoy, estarán sobre tu corazón; y las repetirás a tus hijos, y hablarás de ellas estando en tu casa, y andando por el camino, y al acostarte, y cuando te levantes” (Deuteronomio 6:6-7). Aprendamos en familia a escuchar la Palabra de Dios que enseña a los hijos a obedecer a los padres, logrando una disciplina justa y constructiva, como la que Dios nuestro Padre ejerce con nosotros. Dejar a nuestros hijos hacer lo que quieren, con el pretexto de respetar su libertad, sería abandonarlos a la esclavitud de sus pasiones.

Animémoslos también. No les impongamos exigencias inútiles o excesivas. Y recordemos que el ejemplo es primordial. La mejor enseñanza no tendrá ningún resultado si ellos ven –y son muy hábiles para esto– que nosotros no ponemos en práctica lo que decimos.

Y sobre todo, oremos sin cesar por ellos, primero por la salvación de sus almas, y luego por su compromiso en la vida cristiana... No tenemos ninguna fuerza para guardarlos del mal, así que recurramos a la de Dios: él los ama mucho más que nosotros.

(mañana continuará)

Génesis 45 - Mateo 26:14-46 - Salmo 22:1-5 - Proverbios 8:28-31