La Buena Semilla: Viernes 8 Noviembre
Viernes
8
Noviembre
La palabra de la cruz es locura a los que se pierden; pero a los que se salvan, esto es, a nosotros, es poder de Dios... Agradó a Dios salvar a los creyentes por la locura de la predicación.
1 Corintios 1:18, 21
La sabiduría de este mundo es insensatez para con Dios.
1 Corintios 3:19
Sabiduría o locura

¿Noé estaba loco o era sensato cuando, durante años, construyó el arca, previendo el diluvio anunciado? Dios le había dicho: los hombres llenaron la tierra de violencia e inmoralidad, voy a destruirlos. Hazte un arca... Entrarás en ella con tu familia (Génesis 6).

¿Moisés estaba loco o era sensato cuando obedeció la palabra de Dios? Hizo una serpiente de bronce y la puso en un asta para que todos los que fueran mordidos por las serpientes del desierto miraran la serpiente de bronce y fueran sanados (Números 21:8).

¿Elías estaba loco cuando creyó que los cuervos lo alimentarían cada día durante la hambruna? (1 Reyes 17).

¿Están locos o son sensatos los millones de seres humanos que confían en Dios y en su Palabra? Ellos le creen a Dios y confían en él para su vida presente y su futuro eterno.

El apóstol Pablo interpela a los sabios de este mundo, o mejor dicho, a los que se creen sabios: “¿Dónde está el sabio?... ya que... el mundo no conoció a Dios mediante la sabiduría” (1 Corintios 1:20-21). El Evangelio, la palabra de la cruz, la de un Cristo crucificado y menospreciado, es una locura a los ojos de los hombres.

Aún hoy, ¿cuál es la verdadera sabiduría? Es creer y obedecer la Palabra de Dios. El Evangelio siempre es el mismo: Dios proclama que toda persona que se reconoce culpable delante de él será salva por la fe, creyendo que Cristo murió para expiar sus pecados. La sabiduría consiste en escuchar lo que Dios dice.

Job 6 - Juan 21 - Salmo 119:153-160 - Proverbios 27:5-6