La Buena Semilla: Martes 24 Septiembre
Martes
24
Septiembre
Yo soy el Señor vuestro Dios, y no hay otro.
Joel 2:27
Hay un solo Dios, y un solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre.
1 Timoteo 2:5
Tres estados, tres personas

A unos adolescentes que tenían dificultad para concebir un Dios único en tres personas, se les habló de los tres estados del agua. La lluvia es agua. Cuando se congela y se convierte en hielo, sigue siendo agua bajo otra forma. Y cuando se evapora para formar las nubes, aún es agua. ¿Cómo no sorprenderse que formas tan diferentes como un líquido, el hielo o el vapor sean siempre agua?

Esta comparación es limitada, pero la Biblia dice claramente que Dios es único. No hay otro sino él, y cualquier otro dios no es más que una invención humana. Dios revela plenamente que él es perfectamente uno en tres personas distintas:

– Dios el Padre. Padre de nuestro Señor Jesucristo (“el Padre ama al Hijo”; Juan 3:35), también es el Padre de los creyentes, a quienes ama como sus hijos. Él es la fuente de todo bien, de toda vida.

– Dios el Espíritu Santo. Revela a Dios a todo hombre por medio de Jesucristo. Habita en los creyentes, obra en este mundo.

– Jesucristo, “el cual es Dios sobre todas las cosas, bendito por los siglos” (Romanos 9:5). Vino a la tierra en forma de hombre para revelar a Dios como Padre. Dio su vida para perdonar nuestros pecados.

Dios manifestado en tres personas distintas sigue siendo un misterio inescrutable para nuestros espíritus limitados. Recibir esta revelación con fe, es decir, creyendo, porque Dios es verdad, conduce a conocerlo a él y lo que él da gratuitamente.

Oseas 5-6 - 2 Corintios 12 - Salmo 107:1-9 - Proverbios 24:1-2