La Buena Semilla: Miércoles 11 Septiembre
Miércoles
11
Septiembre
Esta es la vida eterna: que te conozcan a ti, el único Dios verdadero, y a Jesucristo, a quien has enviado.
Juan 17:3
(Jesús dijo:) El que me ha visto a mí, ha visto al Padre... yo soy en el Padre, y el Padre en mí.
Juan 14:9-10
El libro que habla de Dios

Los libros que hablan de Dios son numerosos en los estantes de las bibliotecas. Los autores más diversos se han expresado sobre este tema. Además, cada uno de nosotros tiene la tendencia a hacerse su pequeña idea sobre Dios y a estar satisfecho con ello. Pero, ¿quién puede realmente hablar de Dios? Ninguna de sus criaturas tiene la capacidad de representárselo. Solo él puede revelarnos lo que él es realmente. «Solo Dios habla bien de Dios», decía el sabio Blaise Pascal. Y lo hace por medio de Jesucristo, en su Palabra escrita, la Biblia, el Libro.

La Biblia no nos autoriza a imaginar a Dios según nuestros pensamientos y deseos. Al contrario, nos pide que aceptemos humildemente lo que Dios nos enseña respecto a él.

Ella nos lo muestra como el único Dios verdadero. El Dios Creador y Gobernador del cielo y de la tierra, del universo visible e invisible. El Dios todopoderoso, Señor de la historia de la humanidad y de la de cada individuo, el Dios santo que ningún ojo ha visto ni puede ver (1 Timoteo 6:16). El Dios a quien debemos la existencia y la vida. El Dios Salvador, quien tomó forma de hombre, fue crucificado y resucitó por nosotros. El Dios vivo que obra en todo el mundo y habita en cada una de sus criaturas. Es el Dios inaccesible en su gloria, y al mismo tiempo cercano a nosotros en Jesucristo. Él es el Dios de luz y el Dios de amor, el Dios de toda consolación y el Dios de esperanza.

2 Crónicas 27 - 1 Corintios 16 - Salmo 105:1-6 - Proverbios 23:4-5