La Buena Semilla: Lunes 19 Agosto
Lunes
19
Agosto
Conoce el Señor a los que son suyos.
2 Timoteo 2:19
No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos.
Mateo 7:21
Estatuas de cera

Durante unas vacaciones pasadas en Londres con mis nietos, fuimos al famoso museo de cera de Madame Tussaud. Les expliqué quiénes eran esos personajes célebres del pasado, vestidos a la usanza de sus tiempos y ubicados dentro del marco de la época. Sin embargo, las personalidades históricas no les interesaron tanto como las estatuas de cera que representaban a los visitantes sentados en bancos u observando otras estatuas.

Trataban de adivinar quiénes eran estatuas y quiénes eran personas reales. El juego se complicaba cuando algunos bromistas imitaban a las estatuas quedándose completamente inmóviles. ¡Había que tocarlos para notar la diferencia!

Esperando a los niños pensé en el falso cristianismo que aparenta tener la verdadera vida, la vida eterna. El parecido es perfecto, no falta nada, excepto lo principal: la vida divina. Una religión no puede comunicar la vida. El bautismo tampoco es suficiente. Los falsos cristianos pueden engañar al mundo, hacerse ilusiones, pero nunca podrán engañar a Dios.

Nosotros también deberíamos hacernos la pregunta –y no es un juego: ¿Soy un cristiano auténtico, tengo una relación personal con Jesucristo o, al contrario, soy un cristiano ficticio? ¿Cuál será mi respuesta, y la suya? ¿Ha recibido usted la vida eterna?

“Mis ovejas oyen mi voz, y yo (Jesús) las conozco, y me siguen, y yo les doy vida eterna; y no perecerán jamás, ni nadie las arrebatará de mi mano” (Juan 10:27-28).

2 Crónicas 5 - Lucas 23:1-25 - Salmo 96:7-13 - Proverbios 21:23-24