La Buena Semilla: Domingo 18 Agosto
Domingo
18
Agosto
Unas mujeres... las que antes del día fueron al sepulcro; y como no hallaron su cuerpo, vinieron diciendo que también habían visto visión de ángeles, quienes dijeron que él vive. Y fueron algunos de los nuestros al sepulcro... pero a él (Jesús) no le vieron.
Lucas 24:22-24
Los reproches de Jesús
Lectura propuesta: Lucas 24:13-31

Dos discípulos de Jesús, muy tristes, se alejaban de Jerusalén. En lugar de instaurar el reino glorioso del Mesías, como ellos esperaban, Jesús había sido crucificado. Todas sus esperanzas se desvanecieron.

En el camino se les unió un extranjero. Él vio su estado y les preguntó por qué estaban tristes. Ellos le contaron los hechos recientes y las noticias de la mañana: Algunos dicen “que él vive... pero a él no le vieron”. El extraño los escuchó y luego les dirigió un triste reproche. “Oh insensatos, y tardos de corazón para creer...”. Entonces les mostró que las cosas que acababan de ocurrir habían sido anunciadas mucho tiempo antes en las Escrituras (es decir, en los libros del Antiguo Testamento, leídos por los judíos). Las palabras de aquel desconocido sorprendieron profundamente a los discípulos.

Cuando llegaron a su destino, no querían dejar ir a quien, a través de las Escrituras que ellos deberían haber conocido, les había aclarado lo que estaban viviendo en ese momento.

Le suplicaron que no se fuera. Él aceptó y entró “a quedarse con ellos”. Él también deseaba su compañía. Cuando estaban sentados a la mesa, partió el pan y les dio. Entonces lo reconocieron: ¡era Jesús, su Maestro resucitado!

Cristianos, a menudo nosotros también merecemos reproches de nuestro Maestro. Jesús es fiel para hacernos sentir nuestras debilidades... Pero al mismo tiempo nos instruye con paciencia y amor.

2 Crónicas 3-4 - Lucas 22:47-71 - Salmo 96:1-6 - Proverbios 21:21-22