La Buena Semilla: Miércoles 14 Agosto
Miércoles
14
Agosto
Resistid al diablo, y huirá de vosotros. Acercaos a Dios, y él se acercará a vosotros.
Santiago 4:7-8
Crea en mí, oh Dios, un corazón limpio, y renueva un espíritu recto dentro de mí.
Salmo 51:10
“No”, una palabra llena de sentido

En nuestro idioma hay numerosas palabras muy cortas pero llenas de sentido. Una de ellas es “NO”. A menudo necesitamos mucha firmeza, humildad y renunciamiento para poder pronunciarla.

Aquí no nos referimos al “no” que rechaza a Dios y sus mandamientos, sino al “no” decidido que rechaza todo lo malo. No siempre es fácil pronunciar el “no” decisivo en el momento preciso. Sin embargo, es lo que debemos hacer resueltamente cada vez que nuestra conciencia o la Palabra de Dios nos dé una señal de advertencia.

NO, cuando algo está expresamente prohibido en la Palabra de Dios, aunque los demás se burlen de nosotros.

NO, cuando Satanás nos susurra al oído: ¡Puedes hacerlo, nadie se dará cuenta!

NO al fraude y a la deshonestidad.

NO, cuando los demás traten de arrastrarnos a un lugar o una compañía de donde saldremos «sucios» moralmente.

NO, cuando una publicidad perniciosa aparece en nuestra pantalla.

NO a la calumnia y a la maledicencia.

NO, cuando se nos adula.

NO, cuando el tentador se nos acerca mediante la astucia o la violencia.

Nuestro “no” debe ser firme y pronunciado con humildad, sin pretensiones, sin ira ni arrogancia.

Entonces ese “no” inspirará más bien el respeto, y será un testimonio a la verdad.

1 Crónicas 27 - Lucas 21:1-24 - Salmo 94:8-15 - Proverbios 21:13-14