La Buena Semilla: Sábado 27 Julio
Sábado
27
Julio
La gracia de Dios se ha manifestado para salvación a todos los hombres.
Tito 2:11
Os ha nacido hoy... un Salvador, que es Cristo el Señor.
Lucas 2:11
Todos los que en él creyeren, recibirán perdón de pecados.
Hechos 10:43
Marcar diferencias

En todas las regiones del mundo los hombres se ven confrontados a discriminaciones y a los daños que ellas producen. El hecho de marcar diferencias entre sus semejantes, bajo diversos pretextos, lamentablemente es universal.

Dios no actúa así con los hombres, no hace favoritismos (Hechos 10:34). Él afirma que no hay diferencia, porque todos pecaron (Romanos 3:23). Conoce bien la condición de cada uno y ofrece su gracia a todos. Para obtener ese beneficio, hay un camino que está al alcance incluso de un niño, es el mismo para usted y para mí: basta con creer que Jesús murió para librarme de mis pecados.

La fe y la salvación no están reservadas a una élite: vea en los relatos de los evangelios. Jesús se dirige a todos, sin menospreciar ni rechazar a nadie: un mendigo ciego (Juan 9), un principal de los judíos (Juan 3), una madre en duelo (Lucas 7), un recaudador de impuestos (Lucas 19), una mujer adúltera (Juan 8), un centurión (Mateo 8), unos pescadores cansados (Mateo 4), un condenado a muerte (Lucas 23)...

Todos estos y muchos otros se beneficiaron con el perdón de Dios, creyeron que Jesús es el Hijo de Dios y recibieron la vida eterna por su nombre. Salieron “de todo linaje y lengua y pueblo y nación” (Apocalipsis 5:9).

“El Señor... es paciente para con nosotros, no queriendo que ninguno perezca, sino que todos procedan al arrepentimiento” (2 Pedro 3:9).

1 Crónicas 8 - Lucas 10:21-42 - Salmo 89:1-6 - Proverbios 20:8-9