La Buena Semilla: Viernes 26 Julio
Viernes
26
Julio
Por las obras de la ley ningún ser humano será justificado delante de él (Dios).
Romanos 3:20
Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí.
Juan 14:6
Un solo camino

En respuesta a la pregunta de un lector, un periódico religioso daba esta opinión: «Hay varios caminos que llevan a Dios, pero el que propone nuestra religión, ¿no es el mejor?».

Esta respuesta puede hacernos reír, pero nos lleva a reflexionar: ¿cómo encontrar el buen camino? El Dios soberano que nos creó no dice que hay varios caminos para ir a él; y debemos tener en cuenta su pensamiento antes que las opiniones de sus criaturas. Dios nos dice la verdad por medio de la Biblia:

“Todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios” (Romanos 3:23). Nadie puede entrar al cielo tal como es por naturaleza. Nuestra buena opinión sobre nosotros mismos, nuestro esfuerzo para amoldarnos a las exigencias de una u otra religión, nuestras buenas acciones, nada de esto nos abrirá la puerta del cielo.

Felizmente, Dios no es solamente santo y justo. También es misericordioso y está lleno de gracia. Nosotros, sus criaturas, hemos pecado; así nos cerramos el acceso al cielo. Pero Dios nos dio una solución, nos abrió un único camino el cual, sin excepción, cada uno puede seguir: creer en el Señor Jesucristo, reconocer que él cargó mis pecados en la cruz, y que de esta manera son completamente perdonados.

Todos los que creen en el Señor Jesús son hechos justos, son “justificados gratuitamente” por la gracia de Dios, “mediante la redención que es en Cristo Jesús” (Romanos 3:24).

1 Crónicas 7 - Lucas 10:1-20 - Salmo 88:13-18 - Proverbios 20:6-7