La Buena Semilla: Martes 9 Julio
Martes
9
Julio
Mejor es el fin del negocio que su principio.
Eclesiastés 7:8
Las aflicciones del tiempo presente no son comparables con la gloria venidera que en nosotros ha de manifestarse.
Romanos 8:18
Mejor es mirar a la meta (6)

La parte más difícil de una carrera de resistencia suele ser el final. El cansancio toma la delantera, se baja la guardia, y todo puede cambiar en las últimas zancadas. Una caída puede echar a perder todo el esfuerzo hecho. Sin embargo, cuando la meta está a la vista, el corredor se reanima y, reuniendo sus últimas fuerzas, puede atravesar como vencedor la línea de llegada. Es el momento de la alegría y del triunfo. Entonces puede pensar: “Mejor es el fin del negocio que su principio”. Al comienzo hubo entrenamientos, privaciones, dudas... ¡pero al final halló la victoria!

¿Hacia qué meta estoy corriendo? ¿De qué está hecho mi futuro? ¿Está oscurecido por el miedo al fracaso? ¿Mi única perspectiva es la enfermedad y la vejez? A menudo el comienzo de un proyecto está colmado de esperanza, sin embargo el final puede ser menos agradable.

Si Jesús es mi Salvador, soy consciente de mi debilidad, pero pienso en la gracia de Dios y contemplo al Señor en la gloria. Él llegó a la meta, y pronto me permitirá alcanzarla a mí también. Ya preparó mi lugar junto a él en la casa del Padre (Juan 14:2), y volverá a buscar a los suyos.

Sé que vivir como creyente en un mundo sin Dios expone a dificultades: incomprensión, maltrato, marginación... Sin embargo, el Señor comenzó en mí una “buena obra” (Filipenses 1:6), y la completará en la gloria. La paciencia del cristiano es puesta a prueba en este mundo, pero Dios le dice que el fin será la felicidad en la presencia de Jesús.

(continuará el próximo martes)

Daniel 10 - Lucas 1:57-80 - Salmo 80:8-19 - Proverbios 19:3-4