La Buena Semilla: Sábado 22 Junio
Sábado
22
Junio
Dios nos ha dado vida eterna; y esta vida está en su Hijo. El que tiene al Hijo, tiene la vida; el que no tiene al Hijo de Dios no tiene la vida.
1 Juan 5:11-12
Dar la vida

Los medios informaron sobre la triste muerte de un joven, como consecuencia de una agresión. Pero el periodista agregó que la donación de sus órganos había permitido mantener la vida de por lo menos otras cuatro personas. Esta generosa donación efectuada por la familia en circunstancias tan dolorosas nos conmueve.

Dicha historia nos hace pensar en otra donación. Dios aceptó entregar a su Hijo para que, por medio de su muerte en la cruz, comunicara la vida eterna a los hombres.

“Vuestras iniquidades han hecho división entre vosotros y vuestro Dios” (Isaías 59:2), clamó el profeta Isaías. Sí, toda la humanidad estaba enferma, y nada podía sanarla, salvo ese don supremo. Y esto tuvo como resultado maravilloso el don de la vida para todos los que creen en él y lo aceptan como su Salvador.

“El que cree en el Hijo tiene vida eterna” (Juan 3:36). Esa vida que se nos concede no es un simple prolongamiento de nuestra existencia terrenal, sino una vida eterna, una relación infinita con Dios, feliz, en paz, justicia y santidad. “Esta es la vida eterna: que te conozcan a ti, el único Dios verdadero, y a Jesucristo, a quien has enviado” (Juan 17:3).

Nunca olvidemos lo que le costó al Señor Jesús acercarnos a Dios y darnos esta vida eterna.

Que tu muerte, oh santa Víctima,
Esté siempre presente ante nuestros ojos;
Tu sangre ha lavado nuestro crimen,
Solo tu sangre nos abre los cielos.

2 Reyes 22 - 1 Timoteo 4 - Salmo 73:21-28 - Proverbios 17:25-26