La Buena Semilla: Miércoles 19 Junio
Miércoles
19
Junio
Sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien.
Romanos 8:28
¿Cree usted en la casualidad?

Algunas personas creen que la suerte juega un gran rol en sus vidas. El cristiano, por el contrario, sabe que tanto los fenómenos naturales como las circunstancias imprevisibles de la vida son controladas y hasta dirigidas por Dios (Rut 2:3; 1 Reyes 22:34).

Un náufrago, varado en una isla desierta, logró construir una cabaña en la cual pudo refugiarse y sobrevivir. Cada día oraba a Dios observando el horizonte y esperando el paso de algún barco que pudiera verlo. Cierto día se alejó un momento de su choza y al regresar vio consternado cómo su albergue ardía en llamas. Lo poco que había logrado reunir para su supervivencia fue consumido por el fuego. ¡Qué tragedia! Sin embargo, al poco tiempo una embarcación llegó a rescatarlo. El capitán le dijo: «Vimos su señal de fuego, señor. Aquí estamos».

Este relato nos prueba que a menudo aquello que parece ser una adversidad es parte de una serie de circunstancias que concurren para el bien de los hijos de Dios. La Biblia declara: “A los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien”.

Como el salmista, el sobreviviente pudo decir: “Escucha, oh Señor, mi oración, y está atento a la voz de mis ruegos. En el día de mi angustia te llamaré, porque tú me respondes...” (Salmo 86:6-7).

Nosotros que lo conocemos como Padre, ¿no queremos volvernos a él, escuchar al que ve todo, y preguntarnos qué quiere decirnos a través de las dificultades que nos sobrevienen?

Estemos seguros de que él es el Dios vivo y verdadero (1 Tesalonicenses 1:9), que desea nuestro bien. Él nos ama. ¡Él lo ama!

2 Reyes 19 - 1 Timoteo 1 - Salmo 72:12-20 - Proverbios 17:19-20