La Buena Semilla: Lunes 17 Junio
Lunes
17
Junio
Si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas. Y todo esto proviene de Dios, quien nos reconcilió consigo mismo por Cristo.
2 Corintios 5:17-18
Comprendí que Dios me amaba (2)

Continuemos con el testimonio de Yoneko, quien estaba inmóvil en una cama de hospital, completamente depresiva y discapacitada:

«Dios se sirvió de ese mensaje grabado para hablarme. Antes de que el orador terminara su alocución, lágrimas corrían por mis mejillas. Al finalizar, Akitoshi me preguntó: ¿Quieres orar, Yoneko?

¡Ayúdame, Dios!, supliqué. Al pronunciar estas palabras, mis pensamientos se precipitaron y me dije a mí misma que entregaría toda mi vida a ese Dios. ¡No importaba lo que ocurriera, mi futuro le pertenecía!

Me dormí inmediatamente después de que Akitoshi y su amigo se fueron, y desperté a las siete de la mañana del día siguiente. No podía creer que había dormido toda la noche. Hacía meses que no lo lograba. El cielo estaba despejado, y el sol de mayo acariciaba las flores que estaban abriéndose. ¡Qué magnífico día!, pensé. Esto me hizo sobresaltar. ¿Por qué estaba reaccionando de forma tan extraña? Desde mi accidente, ningún día me había parecido bello.

Tomé el Nuevo Testamento que Akitoshi me había dejado y leí algunas líneas al azar. Esta frase atrajo mi atención: “Si alguno está en Cristo, nueva criatura es”. Mi gozo era tan inmenso que casi grito de felicidad. Eso era exactamente lo que me había ocurrido».

Yoneko
“En aquel tiempo estabais sin Cristo... sin esperanza y sin Dios en el mundo. Pero ahora en Cristo Jesús, vosotros que en otro tiempo estabais lejos, habéis sido hechos cercanos por la sangre de Cristo. Porque él es nuestra paz” (Efesios 2:12-14).

2 Reyes 17:24-41 - Efesios 5 - Salmo 71:19-24 - Proverbios 17:15-16