La Buena Semilla: Martes 4 Junio
Martes
4
Junio
Mira, yo he puesto delante de ti hoy la vida y el bien, la muerte y el mal.
Deuteronomio 30:15
Escoge, pues, la vida, para que vivas tú y tu descendencia.
Deuteronomio 30:19
Las elecciones de la vida (1)

El hombre tiene la capacidad de reflexionar y elegir conscientemente. Sus elecciones racionales se hacen en función de lo que hay en lo más profundo de su ser: su corazón, como lo llama la Biblia (Proverbios 4:23). Pero su educación, el contexto social, la moda y otros factores influyen mucho en sus decisiones.

¿Cómo tomar buenas decisiones? La Biblia nos presenta varias alternativas y luego nos muestra cuál es la mejor.

En una serie de meditaciones analizaremos algunos versículos donde se emplea la expresión “mejor es”. Estos nos orientan hacia el camino que Dios aprueba. A veces son sorprendentes y requieren reflexión, porque nuestras elecciones espontáneas nos pueden conducir a lo opuesto.

No todo es igual: ciertas cosas son preferibles a otras. Pese a todo el desorden que hay en este mundo, el creyente puede tomar sus decisiones con Dios, y es lo correcto. A veces lo que es provechoso está en oposición con la opinión de la mayoría. Por eso el creyente puede sentirse aislado e incomprendido. Pero Dios lo anima diciendo: “Todo lo que es nacido de Dios vence al mundo; y esta es la victoria que ha vencido al mundo, nuestra fe. ¿Quién es el que vence al mundo, sino el que cree que Jesús es el Hijo de Dios?” (1 Juan 5:4-5).

(En los diez próximos martes, el lector encontrará un comentario sobre las elecciones que propone la Palabra de Dios, titulado: “Mejor es”).

2 Reyes 5 - Romanos 11:1-24 - Salmo 68:1-6 - Proverbios 16:23-24