La Buena Semilla: Domingo 28 Abril
Domingo
28
Abril
Resucitado Jesús por la mañana, el primer día de la semana, apareció primeramente a María Magdalena.
Marcos 16:9
La noche de aquel mismo día, el primero de la semana... vino Jesús, y puesto en medio, les dijo: Paz a vosotros.
Juan 20:19
El domingo: día del Señor (3)

En la Biblia vemos un encuentro de creyentes muy conmovedor el domingo de la resurrección de Jesús. Los discípulos estaban atemorizados, su Maestro había sido arrestado, condenado a muerte, crucificado y luego sepultado en una tumba bien vigilada. Sin embargo María Magdalena vino a decirles que había visto al Señor vivo. Además tenía para ellos un mensaje de su parte: “Subo a mi Padre y a vuestro Padre, a mi Dios y a vuestro Dios” (Juan 20:17). Aunque temerosos y turbados, estaban reunidos, con las puertas cerradas. De repente el Señor se presentó en medio de ellos, les mostró sus manos y su costado traspasado, y les dijo: “Paz a vosotros”, y les habló.

El domingo siguiente, el Señor se presentó nuevamente en medio de ellos y se dirigió especialmente a Tomas quien, después de haber visto las heridas de Cristo, exclamó: “¡Señor mío, y Dios mío!” (Juan 20:28).

Así Jesús mostró que el domingo era su “día”, el día en que los creyentes se reúnen para encontrarse con él. Hasta ese momento el primer día de la semana no tenía nada especial, excepto que era el primer día, en contraste con los otros seis. Pero el día en que el Señor salió de la tumba fue distinguido, consagrado en su calidad de “primero” de la semana. Desde ese primer domingo, el “día del Señor” conserva para el cristiano ese carácter de día consagrado por su resurrección. Desde entonces, los cristianos se reúnen el domingo para honrar a su Señor.

(continuará el próximo domingo)

Jonás 1-2 - Marcos 4:1-20 - Salmo 49:16-20 - Proverbios 14:19-20