La Buena Semilla: Viernes 12 Abril
Viernes
12
Abril
(Jesús dijo:) Amad a vuestros enemigos, bendecid a los que os maldicen, haced bien a los que os aborrecen, y orad por los que os ultrajan y os persiguen.
Mateo 5:44
¡Ore por mí!

En América del Norte, en el tiempo de la esclavitud, un granjero cruel y despiadado tenía un esclavo cristiano. Cierto día le dijo:

–Soko, no quiero que nadie ore en mi propiedad. Si no me obedeces, te haré azotar.

–Pero, amo, yo no puedo dejar de orar.

Soko fue amarrado y azotado, pero a pesar de sus sufrimientos no dio ni un grito. Molesto, su amo regresó a la casa.

–¿Por qué Soko no puede orar en su choza?, le preguntó su mujer. ¡Después de todo no nos hace ningún mal!

–¡No quiero que nadie ore en mi propiedad!

El granjero se fue a dormir, pero la actitud serena y valiente de su esclavo lo había impresionado demasiado y le impedía conciliar el sueño. Su conciencia lo acusaba de esta violencia inhumana y sin fundamento. ¿No tendría que rendir cuentas a Dios un día? A media noche despertó a su mujer y le pidió que lo tranquilizara: ¡Por favor, ora por mí!

–¡Cómo se te ocurre! ¡Nunca he orado en mi vida!, exclamó ella.

–Estoy muy atormentado por lo que hice. ¿Hay alguien que pueda implorar la gracia de Dios para mí?

–Solo conozco a Soko.

–¡Entonces llamémoslo! ¡Alguien debe orar por mí!

Cuando el esclavo llegó, su amo le pidió insistentemente que orara por él. Soko le dio esta respuesta emocionante:

–Amo, desde que usted me hizo azotar, no he cesado de orar por usted...

Ezequiel 35:1-36:12 - 2 Tesalonicenses 2 - Salmo 42:7-11 - Proverbios 13:12-13