La Buena Semilla: Sábado 9 Marzo
Sábado
9
Marzo
Joven fui, y he envejecido, y no he visto justo desamparado.
Salmo 37:25
En Dios solamente está acallada mi alma; de él viene mi salvación.
Salmo 62:1
Nomofobia

¿Es usted «nomófobo», es decir, padece esta adicción del siglo 21 que consiste en depender excesivamente del teléfono móvil? El miedo a estar solo en medio de un mundo indiferente, y a veces hostil, lleva a las personas a no poder separarse de su teléfono por temor a tener un ataque de ansiedad. A veces nos sentimos muy solos, incluso en medio de una multitud. La soledad es un drama para muchas personas que quisieran poder confiar en alguien.

En tiempos de Josué, Dios dijo a quienes confiaban en Él: “No te dejaré, ni te desampararé” (Josué 1:5); y cuando Jesús vino a la tierra, se acercó a las personas necesitadas y solas. En el momento de volver a su Padre, hizo una maravillosa promesa a sus discípulos: “Yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo” (Mateo 28:20). Desde hace aproximadamente dos mil años, una multitud de creyentes se beneficia de esta promesa. ¿Es usted uno de ellos? ¿Ha puesto su confianza en Jesucristo?

Él tuvo que estar solo, clavado en una cruz: Dios lo abandonó durante tres horas terribles en las cuales expió nuestros pecados. Y desde entonces, todo aquel que le confiesa sus pecados y cree que Jesús pagó el precio en su lugar, es hecho un hijo de Dios. Y Dios afirma que nada “nos podrá separar del amor de Dios, que es en Cristo Jesús Señor nuestro” (Romanos 8:39).

¡Qué felicidad saber que Dios me escucha siempre, incluso cuando mi oración es solo un pedido de socorro! ¡Qué alegría saber que él responde!

Ezequiel 4 - Hechos 15:36-16:10 - Salmo 31:14-20 - Proverbios 11:7-8