La Buena Semilla: Domingo 17 Febrero
Domingo
17
Febrero
En todo lugar donde yo hiciere que esté la memoria de mi nombre, vendré a ti y te bendeciré.
Éxodo 20:24
(Jesús dijo:) Donde están dos o tres congregados en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos.
Mateo 18:20
La presencia del Señor

¿Cuál es el objetivo de los cristianos cuando se reúnen? Adorar a Dios, alabar, orar, leer juntos la Biblia, encontrarse con los hermanos y hermanas en la fe... ¡por supuesto! Pero, sobre todo, estar con el Señor. La presencia del Señor es uno de los grandes beneficios de las reuniones cristianas.

El Señor Jesús es invisible, sin embargo está allí según su promesa. Su presencia es espiritual, pero efectiva y real para la fe, como cuando se presentó en medio de los suyos el domingo de su resurrección. “Vino Jesús, y puesto en medio, les dijo: Paz a vosotros” (Juan 20:19).

Jesús hizo esta promesa a quienes se reunirían en torno a él, en su honor. El Espíritu Santo también está allí obrando. Comunica lo que viene de Dios, y nos presenta todas las virtudes de la persona de Cristo. Podemos decir que anima la reunión. Obra en los pensamientos de cada uno, en tanto que el Señor, mediante su presencia efectiva, es la fuente misma de la bendición. Siendo nuestro Salvador y al mismo tiempo el Dios soberano, sigue siendo Aquel que nos amó y que nos ama. Él es a quien amamos, a quien oramos y adoramos, sirviéndole con gozo y fervor. Él está allí, en medio de aquellos por quienes se dio a sí mismo.

Es tu presencia el bien supremo;
Tu amor no menguará jamás;
Tu corazón da a los que te aman
Descanso, gozo, plena paz.

2 Samuel 10 - Hechos 2 - Salmo 23 - Proverbios 10:1-2