La Buena Semilla: Domingo 23 Diciembre
Domingo
23
Diciembre
¿No son todos (los ángeles) espíritus ministradores, enviados para servicio a favor de los que serán herederos de la salvación?
Hebreos 1:14
Miré, y oí la voz de muchos ángeles alrededor del trono, y de los seres vivientes, y de los ancianos; y su número era millones de millones.
Apocalipsis 5:11
¿Qué dice la Biblia sobre los ángeles?

Los ángeles son seres espirituales creados por Dios para servirle, para dar testimonio de su santidad, de la grandeza y de la sabiduría de Dios y de Cristo (Isaías 6:2-3; Apocalipsis 5:11-12). No son ni divinos ni independientes. Obedecen a Dios, obtienen su poder y su fuerza directamente de él, y no están sometidos a las limitaciones del cuerpo humano (Hebreos 1:7).

Como mensajeros (es el sentido de la palabra «ángel»), siguen las ordenes de Dios para cumplir su voluntad. Actúan entre los hombres llevándoles un mensaje especial, y pueden aparecer en forma humana (Génesis 18:2, 16; Ezequiel 9:2). Desempeñaron un papel importante en los acontecimientos que rodearon el nacimiento de Jesús (Lucas 1:11, 26-38), su muerte (Lucas 22:43), su resurrección (Mateo 28:2-5) y su ascensión (Hechos 1:10). También intervendrán cuando venga para reinar con gloria en la tierra (Mateo 16:27).

Los ángeles protegen de forma especial a los niños (Mateo 18:10) y ayudan a los creyentes (Daniel 9:20-27). Los acompañan al cielo (Lucas 16:22). Ejecutan los juicios de Dios contra los malos (Génesis 19:12-13; Apocalipsis 16:1-17).

La Biblia habla de dos clases de ángeles: los que sirven a Dios y le obedecen, y los que no lo hacen, los que se rebelaron contra Dios (2 Pedro 2:4; Judas 6). Los ángeles santos reconocen que solo Dios es digno de ser adorado (Apocalipsis 22:8-9).

Jueces 14 - Apocalipsis 16 - Salmo 146:1-7 - Proverbios 30:18-20