La Buena Semilla: sábado 22 diciembre
sábado
22
diciembre
Bendito el Señor; cada día nos colma de beneficios el Dios de nuestra salvación.
Salmo 68:19
Podemos decir confiadamente: El Señor es mi ayudador; no temeré lo que me pueda hacer el hombre.
Hebreos 13:6
Cada día

Cristianos, ¿agradecemos cada día a nuestro Dios y Padre por todo lo que nos da, por su ayuda, su presencia y su gracia?

– Su ayuda: ¿Tenemos cargas, preocupaciones y problemas que nos atormentan? Hablémosle de ello con confianza, mediante la oración, pues Dios quiere liberarnos de la carga y llevarla en nuestro lugar. No hay dificultad que tome a Dios desprevenido. Él puede dar una solución donde todo parece sin salida. También tiene el poder para dar fuerza y paciencia.

– Su presencia: “He aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo” (Mateo 28:20). No estamos solos, Jesucristo está con nosotros cada día. Está presente cuando vivimos momentos hermosos, pero igualmente nos acompaña en las dificultades. Y si alguien se burla de nosotros, también está ahí para fortalecernos.

– Su gracia: “Ciertamente el bien y la misericordia me seguirán todos los días de mi vida” (Salmo 23:6). Cada día podemos gozar de la gracia del Buen Pastor. Cuando damos un mal paso, él nos atrae nuevamente hacia él hablándonos por medio de una persona creyente o directamente a través de la lectura de la Biblia. Si tenemos que sufrir las consecuencias de un acto que nos alejó de su presencia, su gracia nos ayuda a aceptarlas y a soportarlas cada día. El Buen Pastor quiere sanarnos espiritualmente, y su gracia está por encima de nuestra debilidad. ¡Es suficiente para todas las situaciones! Siempre podemos repetir las palabras de nuestro Señor: “Bástate mi gracia” (2 Corintios 12:9).

Jueces 13 - Apocalipsis 15 - Salmo 145:14-21 - Proverbios 30:17